Pegue también este código inmediatamente después de la etiqueta de apertura:
febrero 11, 2020


Marketing relacional: metodología clave para la fidelización a largo plazo

El marketing relacional es el punto donde se juntan el marketing y las relaciones públicas. Siempre es más sencillo obtener algo de una persona si tienes una buena relación con ella, así que el marketing relacional consiste en crear, fortalecer y mantener relaciones de calidad entre las empresas y sus clientes para conseguir un mayor número de ventas con cada uno de ellos y convertirlos incluso en promotores de nuestros productos y servicios que atraigan a nuevos clientes.

En esta estrategia de marketing es esencial seleccionar a los clientes más rentables, crear una relación sólida con ellos para conocer sus necesidades y evolucionar en función de éstas.

Una de las principales características del marketing relacional es que trata a cada cliente como único. Se crea una comunicación directa y personalizada a largo plazo.

Marketing de relaciones: el foco en cliente

A diferencia del marketing transaccional, el marketing relacional tiene el enfoque puesto en el cliente. En lugar de centrarse el producto y en el mismo acto de compra, esta estrategia de marketing se toma el tiempo necesario para presentar a la empresa o marca y responder todas las preguntas de los clientes potenciales. Crear relaciones significativas, facilitar el conocimiento, generar interés y transmitir confianza, porque la gente ya no compra productos: compra valores, una historia o una marca.

Incluso en los negocios B2B, cada vez cobra más importancia el marketing H2H (de humano a humano). De hecho, este tipo de estrategias son especialmente válidas para la comercialización de productos con un ciclo de compra largo y un precio alto.

El marketing relacional se refiere a las tácticas y acciones de marketing que mejoran la comunicación con los prospectos para guiarlos a través del proceso de compra y continuar fomentando la lealtad a lo largo de su ciclo de vida. No hay que perder de vista que siempre es mucho menos costoso mantener a un cliente que adquirir uno nuevo. La ambición de toda empresa es ir más allá de la venta puntual, y para ello es necesario establecer relaciones.

El marketing relacional es mucho más que una acción para obtener clientes. Es una estrategia que implica construcción y difusión de la marca, fidelización de clientes y creación de autoridad en el mercado.

Marketing masivo vs. conversaciones individuales

Mientras que el marketing tradicional se dirige a grandes audiencias con un único mensaje, el marketing relacional intenta establecer una conversación personalizada con cada prospecto en el momento adecuado. Cada cliente tiene su propia historia, necesidades y percepciones de nuestra marca. Por eso es súper importante personalizar los mensajes para cada destinatario y tratarlos como seres humanos reales.

Objetivos del marketing relacional

Convertir a los visitantes en clientes a través del lead nurturing

El marketing relacional comienza cuando un cliente potencial entra en contacto con tu empresa por primera vez, ya sea a través de un anuncio de Facebook, tras buscar en Google, haciendo clic en un enlace de afiliados, etc. A partir de ahí, hay que fomentar y mantener una relación para transformar a ese visitante anónimo en una audiencia leal.

Puedes hacerlo utilizando el lead nurturing, que consiste en la creación mensajes de marketing automatizados y orientados a crear una relación con prospectos que aún no están listos para realizar una compra con el objetivo de acercarlos gradualmente a la decisión final. Uno de los recursos más habituales del lead nurturing es el email marketing, con una serie de correos electrónicos que ofrecen contenido, recursos e información sobre el producto, descuentos, estimulación del cross-selling y up-selling etc.

Mide el interés de tus prospectos con el lead scoring

El lead scoring consiste en otorgar una puntuación a cada uno de tus contactos según su interés real de compra, que valoramos según las acciones específicas que realiza en el sitio web. Por ejemplo, visitar la página de precios, agregar un artículo a un carrito, hacer clic en múltiples correos electrónicos promocionales, etc.

Una vez el prospecto ya se ha convertido en cliente, también tendrá un valor diferente según su frecuencia de compra, el monto de la compra y la fecha de la última compra.

Luego puedes usar este lead scoring para segmentar los contactos y enviar mensajes adaptados según la etapa en la que se encuentra cada uno dentro del proceso de decisión de compra. Un ejemplo consistiría en separar los contactos en “nuevos prospectos”, “prospectos calificados”, “clientes leales” y “clientes principales”.

El marketing relacional como herramienta para fomentar la lealtad del cliente

El marketing relacional no se acaba una vez que el prospecto hace una compra, sino que continua a lo largo de todo el ciclo de vida del cliente, trabajando para aumentar la lealtad y generar compras recurrentes.

Mantenernos en contacto regular con los clientes, ofrecerles noticias de nuestra compañía, promover las últimas actualizaciones y funcionalidades, pedir retroalimentación, aportarles contenido de valor… Todo esto nos ayudará a estar posicionados en su mente en el momento clave en el que tenga que hacer una compra.

 

El marketing relacional de hoy: entre clientes y tecnología

Para poder satisfacer las necesidades de cada uno de los clientes es imprescindible el uso de una base de datos y herramientas de marketing automation que por ejemplo envíen mensajes concretos cuando el usuario realice ciertas acciones específicas.

Es esencial también la administración de relaciones con los clientes a través de un software CRM (Customer Relationship Management) como B2B Control, que nos permita saber en qué punto del ciclo de compra se encuentra cada uno y crear programas para atraerlo, retenerlo, recuperarlo o fidelizarlo.

No importa el tipo de negocio que tengas o la industria en la que te encuentres, el marketing de relaciones es una gran inversión para el crecimiento sostenible a largo plazo. Si quieres poner en marcha una estrategia de este tipo, en Ekka estaremos encantados de ser tu partner en marketing relacional.

Síguenos en redes
Por favor espera...

Te mantenemos informado

Suscribete ahora a nuestra newsletter y te informaremos de todas nuestras novedades.
  • Marketing industrial
  • Inbound marketing
  • Marketing digital
  • Marketing relacional y CRM
  • B2B
  • ^

    Las cookies técnicas son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar por la misma. Este tipo de cookies son las que, por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad. Por ello, están activadas por defecto, no siendo necesaria tu autorización al respecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.


    Las cookies de análisis nos permiten estudiar la navegación de los usuarios de nuestra página web en general (por ejemplo, qué secciones de la página son las más visitadas, qué servicios se usan más y si funcionan correctamente, etc.). A partir de la información estadística sobre la navegación en nuestra página web, podemos mejorar tanto el propio funcionamiento de la página como los distintos servicios que ofrece. Por tanto, estas cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que únicamente sirven para que nuestra página web funcione mejor, adaptándose a nuestros usuarios en general. Activándolas contribuirás a dicha mejora continua. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


    Las cookies de funcionalidad nos permiten recordar tus preferencias, para personalizar a tu medida determinadas características y opciones generales de nuestra página web, cada vez que accedas a la misma (por ejemplo, el idioma en que se te presenta la información, las secciones marcadas como favoritas, tu tipo de navegador, etc.). Por tanto, este tipo de cookies no tienen una finalidad publicitaria, sino que activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones), lo cual contribuirá a la facilidad, usabilidad y comodidad de nuestra página durante tu navegación. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


    Las cookies de publicidad nos permiten la gestión de los espacios publicitarios incluidos en nuestra página web en base a criterios como el contenido mostrado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios. Así por ejemplo, si se te ha mostrado varias veces un mismo anuncio en nuestra página web, y no has mostrado un interés personal haciendo clic sobre él, este no volverá a aparecer. En resumen, activando este tipo de cookies, la publicidad mostrada en nuestra página web será más útil y diversa, y menos repetitiva. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.


    Las cookies de publicidad comportamental nos permiten obtener información basada en la observación de tus hábitos y comportamientos de navegación en la web, a fin de poder mostrarte contenidos publicitarios que se ajusten mejor a tus gustos e intereses personales. Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.
    Para que lo entiendas de manera muy sencilla, te pondremos un ejemplo ficticio: si tus últimas búsquedas en la web estuviesen relacionadas con literatura de suspense, te mostraríamos publicidad sobre libros de suspense. Por tanto, activando este tipo de cookies, la publicidad que te mostremos en nuestra página web no será genérica, sino que estará orientada a tus búsquedas, gustos e intereses, ajustándose por tanto exclusivamente a ti. Puedes activar o desactivar estas cookies marcando la casilla correspondiente, estando desactivadas por defecto.

    GUARDAR

    Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: BCM integra comunicación S.L.
    Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.
    Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.
    Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.